Área de Psicomotricidad

La Psicomotricidad es una disciplina cuyo objeto de estudio es el cuerpo del sujeto y sus manifestaciones. Pensando al cuerpo en el entrecruzamiento del equipamiento neurobiológico y la estructura psíquica; y entendiendo que el cuerpo “es” en sus manifestaciones.

Entonces pensamos que la Psicomotricidad en SER es fundamental, ya que la población que concurre son en su mayoría niños, que presentan distintas patologías orgánicas pero que asimismo algunos de ellos, están atravesados por dificultades psicomotrices que obstaculizan su desarrollo psicomotor y la interacción con el medio. Es decir que, cuando un niño presenta conflictos tanto en la construcción del cuerpo como en el hacer con su cuerpo, estas dificultades se expresan en diferentes perturbaciones. Obstaculizando el funcionamiento psicomotor y la integración del sujeto en la estructura familiar, social o escolar.

Si bien, dentro de la singularidad de cada niño, se piensan diferentes estrategias y modos de abordaje para definir los objetivos del tratamiento, desarrollaremos a continuación algunos de los objetivos de la Psicomotricidad en rasgos generales.

· Promover, estimular y lograr el desarrollo de las habilidades latentes en el niño en todas las áreas que incluyen el desarrollo psicomotor: motriz, lenguaje, emocional, cognitivo, evolutivo, creativo y social.

· Control y dominio de los patrones básicos de movimiento como la marcha disociada y coordinada, carrera y salto.

· Construcción del esquema corporal y constitución de la respectiva imagen corporal.

· Acompañar la construcción del desarrollo psicomotor facilitando la confianza en sí mismo

· Habilitar un espacio lúdico para ser habitado

· Promover el trabajo corporal con actividades de despliegue motriz.

· Trabajar sobre la conciencia de los movimientos y accionar del propio cuerpo en el espacio, desde las sensaciones kinestésicas como propioceptivas, utilizando el juego como herramienta de trabajo y motivación.