SER logo

Búsqueda en SER
Fonoaudiología
Fonoaudiología
Esta rama de la rehabilitación ayuda a desarrollar y a mantener las habilidades para la comunicación, alimentación y otros movimientos de la zona oral, que pueden incluir el control de la saliva, el control postural oro facial normal, el cepillado de dientes etc.

Las necesidades y capacidades cambian a lo largo de los años, por lo tanto es muy probable que los niños con parálisis cerebral pasen por fonoaudiología, como niños durante la etapa escolar, y nuevamente en la vida adulta.

En los estadios más precoces esta rama trabajara mucho más con las personas que cuidan al niño, para desarrollar planes para el manejo diario y para habilidades más avanzadas, dando ayuda y educación a la familia para favorecer al niño. Al ir cambiando las edades, el foco de atención cambia hacia las habilidades necesarias para interactuar con el mundo, fuera de la familia. Primero en la escuela y la interacción con pares, y luego en el trabajo y en su vida de adulto.

La habilidad de oír está estrechamente relacionada con la comunicación. Muchos niños y adultos con parálisis cerebral podrían también necesitar los servicios de una fonoaudióloga especializada en audición. Esta se encarga de evaluar y monitorear la audición para asegurarse de que es normal. Cuando se detecta un problema esta especialista guía la selección de audífonos, educando a la familia acerca del manejo del los mismos.

Se comunica con los maestros, médicos y fonoaudiólogos para aconsejar sobre las necesidades educativas especiales y a raíz que las personas con trastornos motores, tienen una alta prevalencia de pérdida auditiva y teniendo por otro lado en cuenta, que el tratamiento temprano es el más efectivo; todos los niños deberían tener un examen auditivo.

Las evaluación inicial de este sector a menudo incluye un examen de las estructuraras y reflejos orales, movimientos respiratorios. Una evaluación funcional de la alimentación, de las conductas vocales pre-habla, el control postural oral, el control de la saliva, el juego verbal, como la vocalización, movimientos imitativos, producción de sonidos, soplar burbujas.

El niño no necesita previamente hablar y comer para beneficiarse con los servicios de la fonoaudiología ya que con su inicio precoz se fomentaran experiencias que preparan al niño para progresar en dichas habilidades y minimizar dificultades antes de que emerjan. Si está en proceso de desarrollarla las habilidades, con la ejercitación podrá realizar actividades tales como masticar, tomar una taza, controlar la saliva, ahusar palabras, para hablar más claramente, para escuchar y entender lo que se le dice, y para hablar utilizando oraciones.

Para los niños con dificultades en la alimentación es necesario desarrollar estrategias para asegurarse de que este bien nutrido e hidratado. Que pueda tomar alimentos y medicación en forma segura y confortable y que pueda comer lo independientemente posible.El programa terapéutico avanzará en las habilidades de alimentación para mejorar la seguridad y efectividad de las conductas de alimentación.

Si el niño no es capaz de hablar claramente la terapia puede incluir entrenamiento en medios de comunicación alternativa.
Fonoaudiología
Para la persona con dificultad en hablar o utilizar gestos, un sistema de comunicación aumentativa le ayudará hacer conocer sus pensamientos permitiéndole tener relaciones sociales más fluidas.

El sistema puede ser tan simple como una foto o dibujo, o tan complejo como un sistema de computación dirigido específicamente al habla. La fonoaudiología ayudará a los padres a trabajar junto con el equipo para fomentar el desarrollo de estas habilidades tan importantes.

COMUNICACIÓN AUMENTATIVA Y ALTERNATIVA.

La comunicación es una característica humana. El acto comunicativo puede lograrse no solo con la palabra hablada, sino también con el gesto, la expresión facial, la escritura, el dibujo, los movimientos corporales, los sistemas gráficos.

La comunicación alternativa y aumentativa se sitúa dentro de un marco habilitador para aquellas personas cuyos problemas de habla o motrices impiden la comunicación verbal. Por un lado los sistemas se orientan a mejorar y fomentar al máximo el nivel de desarrollo de la comunicación y el lenguaje, y por el otro lado a compensar el déficit, proporcionando la capacidad de cubrir equivalentes a los de la mayoría de las personas, aunque de manera diferente.

La comunicación alternativa y aumentativa es un conjunto de técnicas, símbolos, estrategias de interacción destinadas a facilitar la comunicación.

Dentro de los recursos asistidos, encontramos:

De baja tecnología (tableros de comunicación, realizados manualmente.

De alta tecnología: como los dispositivos electrónicos de comunicación y computadoras.

Hay ciertos requisitos que se deben cumplimentar para decidir si un sujeto está destinado a un medio de comunicación aumentativa y alternativa. Estos son:

Intencionalidad comunicativa.

Nivel madurativo del niño, ya que necesita la función simbólica que permite la interiorización o representación mental de esquemas de acción.

Atención conjunta.

Uso de intermediarios.

Relación palabra-objeto.

Comprensión de órdenes simples.

También influyen otros factores, como el apoyo de la familia y el medio que rodea al niño.

La decisión del sistema a usar, dependerá del conocimiento del niño, sus características, habilidades físicas, su nivel de tolerancia y el desarrollo del lenguaje, como los más importantes.