Tres preguntas sobre la parálisis cerebral

La parálisis cerebral es una de las enfermedades congénitas más comunes de la niñez. En el siguiente artículo acercamos información sobre qué es, a quién afecta y cómo se produce.

- ¿QUÉ ES?

Es un desorden de la postura y movimiento, que se produce debido a una disfunción del cerebro y que provoca dificultad en el movimiento, encontrados generalmente en la niñez.

La Parálisis Cerebral suele ser persistente, lo que significa que es para toda la vida. Si bien no puede ser “curada”, es mutable por lo que el desarrollo, la maduración y la intervención precoz pueden alterar sus patrones de movimiento.

Estas dificultades pueden ser vistas en cualquier parte del cuerpo, pueden presentarse como rigidez o movimiento involuntario y pueden ser exacerbadas por la falta de control del resto del cuerpo (desorden de postura), tornando los movimientos voluntarios menos obtenibles.

La localización dentro del cerebro determinará el tipo de desorden, las partes del cuerpo que estén afectadas, y también si otras funciones neurológicas están dañadas y en que extensión.

- ¿QUIÉN?

Desde el momento de la concepción hasta el fin de nuestras vidas tenemos que enfrentarnos a peligros de variados grados de complejidad, por lo que cuando crecemos tomamos toda clase de precauciones.

El embrión y el feto tienen que aceptar lo que les toca, y aunque la madre pueda tomar toda clase de precauciones que conozca y vele por la seguridad su bebé y la propia, una cantidad de peligros ya descriptos pueden avasallarlos a los dos.

Aunque es posible definir las características de los grupos de niños con mayor riesgo, es imposible formular una respuesta sencilla concerniente a los individuos. Los trabajadores de la salud indican la necesidad de identificar cualquier factor adicional que podría ser el factor desencadenante de la Parálisis Cerebral.

- ¿POR QUÉ?

La disfunción del cerebro puede ser adjudicada a varias causas. El daño cerebral, una vez ocurrido, permanece estático pero sus efectos pueden ir cambiando, debido a la maduración y desarrollo, junto con el buen o mal manejo terapéutico del mismo.

El daño que lleva a la disfunción puede ser heredado o adquirido después de la concepción. La Parálisis Cerebral, es usualmente el resultado de alguna situación adversa que afectó al cerebro, algún tiempo después del nacimiento o durante la niñez.